miércoles, 16 de septiembre de 2015

VA EN CAMINO A SER LUCERO


Era la niña un suspiro,
luciérnaga, en dulces brazos.
Una gota de rocío,
de lucero, la esperanza.
Era la niña dormida…
Un temor  con muchas causas
Era entre brote y semilla.
Un silencio sin palabras.
Frágil era, más que un lirio,
Y cual candil se apagaba.
Fueron ruegos, tibias alas…
Era del cielo la niña
ángel que apenas luchaba
Pero Dios  hoy la bendijo
Y es capullo sonrosado.

                     15 de septiembre de 2015